Reunión del Consejo de Gobierno de Cantabria

El Gobierno aprueba el Plan de Emergencia Social al que destinará 86,7 millones este año

Casas de Cantabria en el Mundo

Autorizada una modificación del currículo que refuerza el Bachillerato de Artes y establece en 4 años el periodo mínimo de uso de los libros de texto 

Santander- 28.01.2016

El Gobierno de Cantabria ha aprobado hoy el Plan de Emergencia Social, al que destinará este año 86,7 millones de euros, con el objetivo de garantizar a la población en riesgo de exclusión social unos ingresos mínimos, el acceso a suministros básicos y a los servicios de salud, facilitar la movilidad y ofrecer medidas que mejoren los programas de inclusión laboral y comunitaria. En su reunión semanal, el Ejecutivo ha autorizado también una modificación del decreto que regula el currículo de Educación Secundaria y Bachillerato, con la que refuerza los contenidos del Bachillerato de Artes y establece en 4 años el periodo mínimo de uso de los libros de texto.

Presidencia y Justicia

§         Se autorizó un gasto de 6.964.538 euros para gastos de funcionamiento e inversión del 112 durante 2016.

Economía, Hacienda y Empleo

§         Se aprobaron los límites para la concesión de avales y créditos a favor del sector público empresarial y fundacional.

En el caso de la concesión de avales u otro tipo de garantías a entidades pertenecientes al sector público empresarial el límite máximo para el ejercicio 2016 será de 50 millones de euros.

§         Se aprobó un convenio entre la Universidad de Cantabria y la Agencia Cántabra de Administración Tributaria para la concesión de becas a estudiantes del Máster en Tributación. El Gobierno de Cantabria aportará 11.985 euros a dichas becas.

Educación, Cultura y Deporte

§         Se aprobó el decreto por el que se establece el currículo de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato.

Este decreto modifica el aprobado en mayo de 2015, con el fin de paliar el déficit de carga artística detectado en la propuesta curricular para los alumnos del Bachillerato de Artes. El objetivo es reforzar y potenciar el carácter artístico de esta especialidad, ya que en la actualidad puede darse el caso de un alumno que finalice el primer curso de bachillerato habiendo cursado únicamente una materia relacionada con las artes, mientras el resto se centran en materias más relacionadas con las modalidades de Humanidades y Ciencias Sociales.

Los centros han realizado propuestas para reforzar el carácter artístico de estas enseñanzas y poner a disposición de los alumnos una oferta en sintonía con las salidas académicas de la especialidad.

Por otro lado, el decreto establece también la adecuada inserción de todos los estándares de aprendizaje evaluables en las programaciones didácticas, en coherencia con el desarrollo global del alumno en relación con el conjunto de los elementos del currículo, así como con la función que cumplen dichos estándares en las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato, cuyas características, diseño y contenido corresponden al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Finalmente, también incluye una disposición referida a los materiales curriculares, por la que se establece en 4 años el periodo mínimo de uso de los libros de texto, sin que los centros educativos puedan decidir el cambio de los mismos, salvo casos muy justificados y con autorización de la correspondiente Dirección General. Con esta medida, demandada por muchos sectores sociales y políticos, el Gobierno responde a las dificultades que sufren muchas familias a la hora de hacerse con libros de texto y materiales curriculares. Además, se establece la necesidad de que los centros promuevan sistemas de recogida, reutilización y préstamo de libros y materiales curriculares, dado el beneficio que supone para las familias no tener que afrontar anualmente un desembolso importante a principios de curso.

Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Políticas Sociales

§         Se aprobó el Plan de Emergencia Social de Cantabria, estructurado en 5 líneas estratégicas:

o        Garantizar unos ingresos mínimos

o        Garantizar el acceso a suministros básicos

o        Ofrecer medidas que repercutan y mejoren los programas de inclusión laboral y comunitaria.

o        Garantizar el acceso a los servicios de salud.

o        Garantizar la movilidad

El presupuesto previsto en 2016 para su implementación será de 86,7 millones de euros.