13:15	Sala Polivalente, Parlamento de Cantabria
	El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, presenta, en rueda de prensa, el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Cantabria y las cuentas de su departamento para 2017.
nacho Romero ©
30 dic 16

El presupuesto de Cantabria para 2017 asciende a 2.601 millones y tiene como objetivo reorientar el patrón de crecimiento

Casas de Cantabria en el Mundo

Sota afirma que se mejora la calidad de los servicios públicos y se impulsa la empleabilidad y la calidad del empleo  

Santander- 13.01.2017

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, registró a finales de diciembre en el Parlamento regional el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Cantabria para el año 2017, una vez aprobado en Consejo de Gobierno. En total, el presupuesto asciende a 2.601.358.295 euros, lo que supone un aumento del 5,65% con relación a 2016, si bien el gasto financiero sin el fondo de contingencia crece un 2,79% y alcanza los 2.242.198.659 euros.

En rueda de prensa junto con la directora general de Tesorería, Presupuestos y Política Financiera, María Eugenia Gutiérrez, el consejero apuntói que estos presupuestos tienen como grandes objetivos “reorientar el patrón de crecimiento” de Cantabria, mejorar la calidad de los servicios públicos e impulsar la “empleabilidad y la calidad” del empleo.

Por consejerías, las que más crecen son Innovación, Industria, Turismo y Comercio, un 23,5%; Medio Rural, Pesca y Alimentación, un 17%, y Obras Públicas y Vivienda, un 9,26%, aunque en números absolutos son Sanidad y Educación las que más incrementan su volumen de gasto.

Sota señaló que estas cuentas tienen entre otras finalidades continuar con las ayudas y la política de gasto social para reducir las desigualdades y paliar las diferencias que se habían generado en la anterior legislatura del Partido Popular, potenciar los recursos de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria para intensificar la lucha contra el fraude y conseguir una recaudación más eficiente, incentivar el crecimiento de las empresas, apostar por un desarrollo sostenible y de eficiencia energética, mejorar las infraestructuras en la región, con especial atención al acceso a la vivienda y su mantenimiento, así como mantener las necesidades del ámbito rural, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos en estas áreas.

Entre otras medidas, el presupuesto incluye el impulso a la inversión en investigación, la modernización de  la economía a través las tecnologías de la información y comunicación, y, fundamentalmente, el mantenimiento de una educación y sanidad de calidad para todos los ciuddanos y con medios suficientes.

Entre las líneas de ayudas concretas, Sota citó el programa Innova, las ayudas a la pesca, al emprendimiento y la contratación indefinida; el plan para recuperar la cuenca del Besaya, el proyecto piloto de escolarizar a los niños de cero a un año, la gratuidad de la teleasistencia o el programa de acción para la prevención y erradicación de la violencia de género.

Por capítulos de gasto, los de Personal se llevan más de 868 millones, el 28,7% del presupuesto no financiero, y crecen un 3,1% por la ampliación de la plantilla de Montes y un fondo de contingencia para sanidad y educación. Los gastos corrientes suben un 2,2%, hasta los 428, 6 millones, el 19,1% del total, mientras que los gastos financieros caen un 18% por los bajos tipos de interés y representan el 3% con 67,8 millones.

El gasto en sanidad crece en 19,2 millones de euros, hasta los 824,9 millones, y el de educación aumenta en 10,5 millones, hasta los 537,9 millones. A Servicios Sociales y Promoción Social se destinan este año 221,6 millones de euros, lo que  representa 3,3 millones más que en 2016. El gasto social en su conjunto pasa de los 1.691 millones de este año a 1.727 millones en 2017.

Asimismo, se da un impulso a la inversión en I+D+i, que se dota con 55,6 millones de euros frente a los 47,9 de las cuentas anteriores. En desarrollo sostenible, se han consignado 71,8 millones, 7,9 más que en 2016, y para la mejora de las infraestructuras la cantidad es de 157,7 millones, que representa un incremento de 10,4 millones. Al impulso al sector primario se destinan 11,1 millones de euros más que este año, hasta superar los 50,5 millones.

Por otro lado, las transferencias corrientes suben un 0,8%, hasta 627,1 millones, lo que supone el 28% del total, mientras que las inversiones crecen un 20,5%, con un total de 159 millones, el 7% del total. Finalmente, las transferencias de capital, representan el 4% del gasto no financiero y crecen un 10,2%, hasta los 91 millones.

Contexto económico y político  

Sota contextualizó este Proyecto de Ley de presupuestos para 2017 dentro de la actual coyuntura económica española y cántabra, señalando que 2016 ha sido el año del “inicio” de crecimiento para Cantabria.

Citó la demora en la elección del nuevo Gobierno de España y los cambios en los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda y regla del gasto, así como la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, que afecta a los ingresos y en concreto al Fondo de Compensación Interterritorial, las transferencias finalistas y las entradas a cuenta.

El presupuesto se confeccionó con un objetivo de déficit del 0,6%, una regla del gasto del 2,1% y un objetivo de deuda pública del 22,6%. Con estos condicionantes, ha concluido Sota, se confeccionado un presupuesto para afrontar los retos del presente y establecer una estrategia de futuro que permita “mejorar el bienestar de todos los cántabros y cántabras” atendiendo sus necesidades.

, ,