MONASTERIO SANTO TORIBIO DE LIEBANA/ CAMALEÑO/ CANTABRIA
El Arzobispo de Madrid y Cardenal presbítero de Santa María en Trastevere Carlos Osoro Sierra preside la apertura de la Puerta del Perdon dando paso al Año Jubilar Lebaniego en el Monasterio de Santo Toribio de Liebana.

Revilla asegura que la región se prepara para “vivir un año histórico y de éxito” tras la apertura de la Puerta del Perdón de Santo Toribio

Casas de Cantabria en el Mundo

El presidente de Cantabria y la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, asisten junto con varios consejeros al solemne acto religioso presidido por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro

Santander 23.04.2017

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha señalado hoy que, con la apertura de la Puerta del Perdón del Monasterio de Santo Toribio -símbolo que da inicio a la celebración del Año Jubilar Lebaniego-, la región se prepara para “vivir un año histórico y de éxito”, en lo que se refiera a llegada de visitantes y turistas.

Revilla y la vicepresidenta del Ejecutivo cántabro, Eva Díaz Tezanos, acompañados de los consejeros Francisco Martín (Turismo), Ramón Ruiz (Cultura), Rafael De la Sierra (Presidencia) y José María Mazón (Obras Públicas) han asistido, este mediodía, a los actos religiosos, presididos por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el Obispo de Santander, Manuel Sánchez Monje, y organizados para cumplir con la tradición que se viene realizando desde 1512. En este año, el Papa Julio II otorgó el privilegio del jubileo al templo cántabro, cada vez que la festividad de Santo Toribio (16 de abril) cayera en domingo, por albergar el mayor trozo de la cruz de Jesucristo que se conserva en el mundo.

Con el solemne ritual de golpear tres veces la puerta con un martillo antes de su apertura y la posterior celebración de la Eucaristía, acompañada del canto litúrgico del Coro Filarmónico  Vaticano,  ha arrancado el Año Santo que se prolongará hasta el 22 de abril de 2018,  un evento del que Revilla ha destacado su trascendencia. “El Año Jubilar Lebaniego combina el fervor religioso con la Historia y el paisaje y la gastronomía y eso es lo que lo hace diferente a otros, el lugar incomparable en el que se ubica el monasterio”, ha afirmado.

“Todo lo que somos como país y nación se fragua aquí, en ese siglo VIII mágico, en el que la Reconquista arranca en estas montañas con Don Pelayo y la defensa de la ortodoxia cristiana que llevó a cabo Beato de Liébana”, ha insistido el presidente regional, quien, entre otros objetivos, se ha marcado, que este Año Jubilar sirva para que “Liébana sea un lugar que signifique mucho para los cántabros, pero también para los españoles”.

“El Gobierno tiene que aprovechar esta combinación de fe, historia y paisaje para situar a Liébana en el mapa y dar a conocer el Año Jubilar Lebaniego, que era muy desconocido”, ha dicho, después de anunciar que los Reyes de España visitarán Santo Toribio antes del 1 de julio.

También se ha mostrado convencido de que 2017 será un año de grandes cifras turísticas. “Ya en Semana Santa ha sido un boom y lo que me cuentan es que no paran de llamar de todos los lugares para reservar e interesarse por venir”, ha señalado al sentenciar que el “éxito del Año Jubilar será que venga gente”.

El presidente ha explicado que el de hoy “es un día únicamente religioso”, pero, a partir de ahora, “habrá muchos acontecimientos lúdicos y civiles”, organizados por el Gobierno de Cantabria para celebrar el evento y servir de reclamo para el turismo y para “consolidar el Camino Lebaniego como un camino de peregrinación éste y los próximos años, que para eso es Patrimonio de la Humanidad”.

Por su parte, la vicepresidenta del Ejecutivo cántabro ha asegurado que el inicio del Año Santo permitirá, a partir de ahora, dinamizar el turismo y con ello “también la economía y la creación de empleo”.

Eva Díaz Tezanos ha subrayado la importancia del evento y ha asegurado que este día era “muy esperado por los cántabros y por fin ha llegado”,

Solemnidad religiosa y mensaje del Papa

“Peregrinos, la Puerta del Perdón se nos abre, caminemos a contemplar el amor de Dios expresado en el santo leño de la Cruz de Cristo”, ha proclamado el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, antes de dar los tres golpes a la entrada del monasterio, en un acto al que han asistido también el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna; el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; los alcaldes de la comarca de Liébana, diputados y representantes  de diferentes estamentos y ámbitos civiles, militares y sociales, así como autoridades eclesiásticas junto con los miembros de la Cofradía de la Santa Cruz de Liébana, encabezados por su presidente Javier Lombraña.

El cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, y los arzobispos de Oviedo, Jesús Sanz, y Zaragoza, Vicente Jiménez; los obispos de Astorga, Juan Antonio Menéndez; Palencia, Manuel Herrero; y León, Julián López, además de  otros miembros y autoridades de la Iglesia como  los vicarios generales de Santander, Oviedo y Astorga; el Consejo Episcopal de Gobierno de la diócesis de Santander y el Arcipreste y sacerdotes de Liébana son algunas de las personalidades eclesiásticas que han asistido.

Antes de la apertura, el obispo de Santander ha leído, ante los más de 3.000 peregrinos y asistentes que se han dado cita en la explanada del monasterio, un mensaje del Papa Francisco,  en el que Jorge Mario Bergoglio se une “al tiempo de renovación” que significa el Año Jubilar  y ha animado a los creyentes a “vivir estos momentos con fe y en el compromiso de crear un mundo de amor y justicia mientras se peregrina a la casa del padre”.

También Osoro ha recordado que el mensaje del Año Santo debe pasar “por comprender que Jesucristo dio su vida por amor a los hombres y con ese arma es capaz de reconciliar al que más lo necesita, especialmente, en esos lugares de la tierra amenazados por conflictos y enfrentamientos”.

“Solo el amor que uno debe profesar a los demás permitirá mitigar este difícil momento histórico”, ha sentenciado.

El acto religioso ha finalizado con la adoración de la Santa Cruz y la actuación del grupo de danzas Virgen de las Nieves en el exterior del templo junto con bandas de gaitas y la Compañía de Danza Alberto Pineda.

Desde hoy, el Año Jubilar Lebaniego atraerá a miles de peregrinos hasta el Monasterio de Santo Toribio  lugar que custodia desde hace once siglos el  ‘Lignum Crucis’.

También los consejeros de Turismo, Francisco Martín, y Cultura, Ramón Ruiz, han animado a los cántabros y a los españoles y visitantes extranjeros a acudir a Santo Toribio de Liébana y a Cantabria, tanto para ganar el Jubileo como para visitar los atractivos de esta región.

Repique de campanas en todas la iglesias

Diez minutos antes de que se iniciara la ceremonia en el Monasterio de Santo Toribio, las campanas de la Catedral de Santander y de todas las iglesias de la Diócesis repicaban como signo de alegría por el Año Santo Lebaniego, que se celebrará bajo el lema “Señor, tu cruz, es mi gloria’.

Además, diferentes Ayuntamientos de la región lucen en sus balcones grandes lonas del Año Jubilar y varios municipios exhiben carteles en sus carreteras y caminos con el Logo del evento, que también se pueden ver a lo largo de todo mel Camino Lebaniego, entre San Vicente y el Monasterio.

El Gobierno de Cantabria ha programado alrededor de un millar de actos culturales para conmemorar el Año Lebaniego, entre ellos el gran espectáculo inaugural que protagonizará el francés Jean-Michel Jarre, el próximo 29 de abril, en este mismo lugar, siendo el monasterio de Santo Toribio uno de los elementos integrados y protagonistas de ‘The Connection Concert’ .

Asimismo, durante este fin de semana, el Ejecutivo regional ha organizado un programa con más de 40 actividades y actuaciones artísticas, que buscan hacer partícipes a todos los cántabros del inicio del año santo y, especialmente, a  dar un carácter festivo y de júbilo a los diez municipios por los que discurre el Camino Lebaniego. Asimismo, varias localidades de la Comunidad podrán disfrutar de diferentes actuaciones hasta el martes.

El Coro Filarmónico Vaticano, dirigido por Pablo Colino, fue el encargado de abrir, en la tarde de ayer sábado, las celebraciones de la apertura del Año Santo con un concierto en Santo Toribio.

, , ,