Empleados públicos del Gobierno finalizan su formación en lengua de signos

Los empleados públicos se especializan en lengua de signos

Casas de Cantabria en el Mundo

Desde 2006 se han expedido casi 400 títulos en este ámbito para facilitar la relación de la Administración con las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas

Santander – 11.10.2018

El Gobierno de Cantabria, a través del Centro de Estudios de la Administración Regional (CEARC), ha expedido un total de 382 titulaciones de formación en lengua de signos desde que en 2006 se implantara este programa de formación.

El objetivo es, tal y como señala el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, facilitar las relaciones de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas con la Administración, “romper barreras y lograr una integración real de las personas con discapacidad”.

En 2018 han obtenido esta titulación 33 empleados públicos. Este año se ha desarrollado en los niveles A1, presencial y online, y B1 y B2.

En este tipo de formación tiene preferencia el personal que presta servicio en unidades de atención e información al ciudadano, si bien, a lo largo de los años, se ha formado también personal de áreas relacionadas con la educación y con los servicios sociales.

Hasta ahora, esta formación viene siendo eminentemente presencial en grupos de un máximo de 20 alumnos, que reciben dos sesiones semanales de dos horas y media.

Por primera vez este año se ha impartido online para los trabajadores de las administraciones locales. Se trata de una metodología idónea para formar a un colectivo que, en ocasiones, está geográficamente distante, con plantillas muy reducidas, lo que dificulta acudir a los cursos.

El profesorado pertenece a la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Cantabria (FESCAN), que, año a año, viene recibiendo una evaluación de alrededor de un 9,5 sobre 10 por parte de los alumnos que la reciben.

En el año 2015 el Gobierno de Cantabria adaptó este programa a los niveles lectivos que establece el Marco Europeo de las Lenguas y se imparte desde el A1 y A2, que acredita como usuario básico, hasta el B1 y B2, como usuario independiente.

Con ello, Ejecutivo trata de “eliminar barreras en la comunicación” de los ciudadanos con la administración y lograr una “participación real y efectiva” en los asuntos que les son de interés. De esta forma es posible lograr una “integración social real” que haga posible un ejercicio pleno de los derechos de ciudadanía, afirma el consejero.

, , , ,