Día instituciones Cantabria

El presidente pone a Cantabria como ejemplo de “sensatez” y de “pactos lógicos” frente a la inestabilidad política nacional

Casas de Cantabria en el Mundo  Centros regionales en Cantabria

En la conmemoración del Día de las Instituciones asegura que unas nuevas elecciones generales serían el “fracaso con mayúsculas” de la política

Santander – 28.07.2019

Cantabria es ejemplo de “cordura, sensatez y de pactos lógicos” entre partidos políticos. Así lo ha asegurado hoy el presidente, Miguel Ángel Revilla, en su discurso en el acto conmemorativo de Día de las Instituciones, en el que ha defendido la coherencia que demostrada por los partidos políticos cántabros para formar Gobierno.

Revilla ha valorado la “calma política” y la “concordia” que vive la Comunidad Autónoma y que hacen de ella “una rara avis” en España y un ejemplo de “concordia”, al ser un territorio “orgulloso de ser cántabro y español”, que recibe a todo el mundo con “hospitalidad” y que “no se siente más, pero tampoco menos que los demás”.

El presidente ha reivindicado este ejemplo y ha considerado “recomendable tomar nota” de la imagen que trasmite Cantabria en el actual momento de inestabilidad política y falta de acuerdos vive España a nivel nacional, en referencia a la investidura fallida de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. A su juicio, unas nuevas elecciones generales serían “el fracaso con mayúsculas de la política”, al no gobernar la fuerza más votada, sin existir una mayoría alternativa.

El jefe del Ejecutivo cántabro ha destacado la necesidad de que España cuente con un Gobierno “firme” y estable para hacer frente a las situaciones que se van a dar en los próximos meses, como la sentencia del juicio del procés, el Brexit, la posición de Italia en la Unión Europea o las convulsiones económicas provocadas por la política de Donald Trump. En su opinión, España “tiene peso” y puede ocupar puestos relevantes en instituciones importantes, pero para ello “se requiere Gobierno”.

Por ello, ha llamado a los partidos políticos a “tomar nota” de la situación de Cantabria, cuya situación interna ha valorado en términos positivos, en base a datos como el crecimiento económico de 2018, cuando la región se situó segunda en términos nacionales, o los resultados de la última Encuesta de Población Activa (EPA), con la tercera menor tasa de paro, por detrás de Navarra y País Vasco, dos comunidades autónomas que gozan de fuero y concierto económico.

Revilla se ha declarado “optimista” respecto al futuro y ha destacado la respuesta de los partidos de la oposición a su llamamiento para propiciar acuerdos en torno a los grandes retos de la región, como el cumplimiento de los compromisos de infraestructuras firmados con el Gobierno de España para que Cantabria “tenga lo que tienen los demás” o la defensa de un sistema de financiación autonómica acorde al coste efectivo de los servicios públicos, para que “no sea un castigo ser pocos, tener una orografía complicada o mucha gente mayor en los pueblos”. En estas condiciones, el presidente ha reivindicado la conmemoración del Día de las Instituciones como un refuerzo para que los cántabros se sientan “orgullosos” de su tierra y transmitan ese orgullo a las nuevas generaciones.

Celebrar y reivindicar

Después de rememorar algunos episodios históricos en los que destacó la aportación cántabra, como la lucha contra Roma, la aportación a la Reconquista y la conquista de Sevilla, el presidente ha subrayado la importancia de reencontrarse con las raíces, recordar y transmitir la historia, mediante celebraciones como la del 28 de julio, que conmemora la unión administrativa de las Juntas y Valles en la Junta General de Cantabria hace 241 años.

“En 1778 volvimos a reivindicar la recuperación de un nombre orgulloso para recuperarlo y mantenerlo y que nadie nos lo vuelva a quitar”, ha ensalzado.

Al inicio de su discurso, el presidente ha apuntado lo significativo que resulta que esta celebración tenga el respaldo y la presencia de todas las autoridades de la Comunidad Autónoma, entre las que se encontraban el vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, y varios miembros del Gobierno, así como diputados autonómicos y nacionales, senadores, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o autoridades judiciales, además de numeroso público.

El acto ha comenzado con el tradicional izado de la bandera de Cantabria a cargo del propio Revilla, durante el cual el Grupo de Gaitas Cantabria ha interpretado ‘Viva la Montaña’.

Miguel Ángel Revilla ha descubierto además un monumento erigido frente a la Casa de Juntas con el que el Ayuntamiento de Reocín homenajea a los artífices de la unidad de los Valles y Jurisdicciones cántabras en un único cuerpo administrativo.

También ha tenido lugar una recreación histórica del Pleito de los Valles a cargo de la Asociación ‘El Pleito de los Nueve Valles’. Asimismo, han estado representadas las diferentes comarcas de la Comunidad Autónoma con su traje regional.

El escenario del Parque de La Robleda ha estado presidido por el Arcón de las Tres Llaves, pieza histórica en la que los junteros del siglo XVIII guardaban los archivos de la Provincia de Cantabria, sobre las que destacan las Ordenanzas de Cantabria proclamadas el 28 de julio de 1778, y en el que también se encuentra el Estatuto de Autonomía.

Reivindicación de la política Además de Revilla también han intervenido el alcalde de Reocín, Pablo Diestro; el Merino Mayor, Nando Agüeros; el delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría, y el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez.

En su discurso, el presidente del Parlamento ha destacado la necesidad de reivindicar “la identidad, los símbolos, la cultura o nuestro portentoso patrimonio histórico”, así como la importancia de “conocer y propagar nuestra historia para ser embajadores de nuestra tierra”.

Además, Gómez ha apuntado el deber de las instituciones de “propagar la cultura, cuidar nuestro patrimonio o exaltar nuestra identidad” como “lo hacemos los cántabros, lejos del nacionalismo excluyente y que crea enfrentamientos”.

El delegado del Gobierno, por su parte, ha señalado la importancia de esta celebración como “reivindicación de la política por su capacidad para alcanzar a acuerdos” y ha defendido el debate y el dialogo sincero para que las personas sientan las instituciones como algo suyo.

Echevarría ha señalado la necesidad de que los representantes políticos tengan comportamientos “ejemplares”, respondiendo a la responsabilidad y la confianza depositada por los ciudadanos.

Pablo Diestro ha destacado el carácter de esta fiesta como “recuerdo de nuestros orígenes” y ha llamado a “tomar ejemplo” de quienes, en torno a la Casa de Juntas de Puente San Miguel, lograron constituir un único ente administrativo, “dejando los intereses personales a un lado y trabajando por el interés común”.

En este sentido, desde su condición de presidente de la Federación de Municipios de Cantabria, ha señalado que los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma son un ejemplo de cómo “partidos políticos distintos adoptan decisiones de forma unánime para dar respuesta a las necesidades de los vecinos”.

Por su parte, Nando Agüeros ha expresado el honor que supone ser Merino Mayor del Día de las Instituciones para “un cántabro que ama a su tierra” y ha hecho un repaso de lo mucho que une a quienes -ha dicho- “sentimos apego y cariño al terruño”. “Amar el lugar de donde uno viene nos hace mejores personas”, ha concluido Agüeros.

, , ,